Solidaridad con los trabajadores de Opel
Antwerpen, Actie, Mensenketting Opel Antwerpen -

Solidaridad con los trabajadores de Opel

donderdag 11 maart 2010 22:16

                Solidaridad con los trabajadores de Opel

Hace unos días atrás, se les notifico a los trabajadores de la empresa Opel, su eventual despido.  2600 trabajadores serian afectados con esta medida de la patronal automovilística.

Este  reajuste en la empresa Opel, ha generado una controversia en la comunidad Europea.  Diferentes sectores de la opinión pública han dado sus puntos de vista, de lo que podría haber sido la mejor forma para manejar el despido de los trabajadores. En lo esencial de las argumentaciones, no hay una búsqueda clara para regular la medida tomada por  la multinacional.

 Los trabajadores de Amberes, están siendo fuertemente  afectados con esta medida. Durante la última semana de enero, las movilizaciones y los piquetes a fuera de la fábrica han despertado la solidaridad, en otros sindicatos.

Peter scherrer del sindicato de metal de Europa, esta semana planteaba la necesidad de seguir dialogando, sobre el eventual cierre de la fabrica en Amberes. Estuvieron presentes dirigentes sindicales de España e Inglaterra, para tomar decisiones y acciones en conjunto.

Presentaron su solidaridad  y respaldo a los trabajadores Belgas.

También el dirigente sindical (ABVV) de Amberes, Rudi kennes decía que estaban dispuestos a luchar junto a sus  compañeros de Europa, contra la General Motor, para encontrar soluciones razonables.

Para la empresa Opel, es más fácil buscar otros lugares donde instalarse.  En Europa los impuestos mas los salarios y otros puntos negativos según la visión del capital, no ofrecen garantías suficientes para acumular plusvalía. Es por eso que no es nada raro, que se trasladen a países con más bajos aranceles. Los países pobre o en vías de desarrollo, son el blanco predilecto de los grandes fabricantes automotrices.  

La desventaja estriba en que la mano de obra no es especializada, necesariamente tienen que tener buenos técnicos e ingenieros los cuales cuestan  lo que vale el producto final. En la lógica de la globalización, este desliz  provoca contradicciones en las normativas sociales de cada Estado, que se ve afectado por la fuga de capital.

El gobierno alemán durante el año 2009 ejerció presión, para que la

empresa  Opel y sus asociados mostraran más claridad y eficientes planes de reajustes. El 30 de marzo del año pasado el presidente Barak Obama, dio un ultimátum a la empresa General motor, para que presentaran un plan de restructuración.  La preocupación es evidente.

 El gobierno Belga por su parte, no ejerció ningún tipo de presión, hacia las sucursales Opel, se limitaron a solo lamentar el hecho en si. La noche que se les entrego la notificación oficial del despido a los 2600 trabajadores, sus caras reflejaron una amarga desilusión hacia los empresarios y por que no decirlo a hacia, el Primer ministro.

  Este viernes 29 de Enero, se realizo una gran demostración de solidaridad y unidad de los trabajadores. Aproximadamente 25 mil personas estuvieron, en Bruselas manifestando su descontento y preocupación por el despido de los trabajadores de Opel.

El ministro Yves Leterme, decía que era negativo el llamado de los sindicatos y los trabajadores. “exigen igualdad solo para ellos” (Gazet Antwerpen, 30 enero)

Los dirigentes sindicales, argumentaban que los resultados económicos de la empresa, les daban suficientes argumentos, para demostrar que son los empresarios los que siempre están ganando, no así los trabajadores. 

No es fácil, manejar en medio de esta turbulencia. Nos preguntamos que podría hacer el primer ministro, cuando los acuerdos económicos no responden a las necesidades nacionales.

 Es evidente que glorifican la globalización, pero cuándo el resultado de la misma esta en su suelo nacional “Bélgica” la cosa cambia, tienen que mostrarse afligidos, por que el descontento social en ultima instancia se queda aquí. 

dagelijkse newsletter

take down
the paywall
steun ons nu!